Cómo evitar que se caiga la moto

Para evitarlo, es muy recomendable practicar la conducción en curva, intentar no inclinar demasiado el cuerpo hacia el interior de la curva, reducir la velocidad y tomar este camino con mayor amplitud para facilitar la libertad. movimiento en caso de que la bicicleta se tambalee un poco.

Con estos consejos evitarás caer en un hueco con la moto

Este consejo es fundamental para evitar muchos accidentes. Mantener la distancia con los autos frente a usted lo ayudará a tomar mejores decisiones en situaciones difíciles.

Para evitar caer en un hueco con la moto, te recomendamos que mantengas una gran distancia para ver por dónde van otras personas.

Si nos caemos de la bici

En el momento en que reconocemos que la caída es inevitable, lo primero que tenemos que hacer es soltar el manillar de la bici. De esta forma evitas entrar en contacto con la moto o cualquier parte de ella y lesiones graves, golpes o quemaduras.

Cuando estés en el suelo, ten cuidado con tus manos, brazos y piernas, también intenta inclinar un poco la cabeza hacia el pecho para que el deslizamiento se haga de lado o de espaldas. Para evitar lesiones graves, utilice elementos de protección como casco, guantes, traje de cuero o polímero y sus respectivas botas. Este equipo absorberá la energía del impacto y evitará o reducirá los rayones causados ​​por la fricción con la carretera.

Apaga el motor

En primer lugar, tenemos que apagar el motor para que las ruedas no sigan girando.

Comprueba si la moto está en punto muerto y si es así ponle una marcha. Es posible que tampoco podamos acceder a la palanca de cambios, por lo que tenemos que bloquear la rueda trasera con una cuerda o algo similar.

Consejos prácticos

Mucho cuidado con los candados, especialmente con los que conectan el disco. Es fácil olvidar que siempre están puestos por el ingenio de ponerse casco, guantes, mochila… o por las bromas de siempre.

Arrancas, metes primera, sueltas un poco el embrague y la moto golpea el suelo. Poner una pegatina en la instrumentación a modo de recordatorio o utilizar un cable que conecte el candado a uno de los puños son buenas soluciones.

El elevador

Párate de espaldas a la bicicleta en el lado donde cayó. Póngase en cuclillas con las nalgas apoyadas en el asiento. A continuación, coloque una mano sujetando el manillar y la otra sobre un elemento estructural fijo, como un manillar. En esta posición, presiona solo con las piernas, nunca con la espalda. Poco a poco lo construirás.

Cuando alcances los 45º, levanta los pies para seguir subiendo, pero sin aumentar la fuerza. En poco tiempo, lo colocarás en vertical. Si pones la muleta, puedes dejarla a un lado. Se mantendrá constante en esta posición.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario