Cómo cuidar el cromo

En realidad, si seguimos una rutina de limpieza para limpiar los cromados, no necesitaremos más que un paño humedecido con agua y jabón y frotar suavemente la superficie cromada. En caso de que tengamos suciedad adherida o rebelde frente a nosotros, podemos recurrir al viejo truco de utilizar vinagre diluido en agua.

¿Tu carro tiene partes cromadas? Sin duda, el cromo le da un toque elegante y brillante al exterior de un vehículo.

Abrillantador de coches cromados

Antes de empezar a pulir es necesario limpiar la superficie con un limpiador multiuso o Quick Detail para eliminar la suciedad y la superficie que se rompe por completo limpia, para ello puedes utilizar el Speed ​​Wipe de Chemical Guys, con unas pulverizaciones y una toalla de microfibra dejarás la superficie lista para el siguiente paso.

Lo que no se debe hacer

Lo que nunca se debe hacer y dicen «con precaución no hay engaño», es usar vinagre puro… el cromo se volverá opaco y… . ¡Adiós al esplendor del cromo!

Por supuesto si el cromado se ha dañado de la siguiente manera:

Consejos para desperdiciar espacios cromados

Este tipo de tapas suelen ser bastante delicadas, por estas razones no es necesario aplicar sustancias corrosivas. Al mismo tiempo, le recomendamos que se abstenga de utilizar herramientas que tiendan a rayarlos o levantar el cromado.

Una amplia variedad de áreas o artefactos se pueden limpiar con una sola sustancia.

Sin embargo, necesitará un paño de microfibra para poder limpiar la viga cromada cómodamente. Este tipo de ropa tiene las características ideales de poder frotar y absorber la suciedad. También será imprescindible utilizar vinagre ligeramente destilado diluido en agua para limpiar el cromo.

Quitar manchas de superficies cromadas con cebolla

Para piezas de cobre, la cebolla es la solución. Frota las piezas de cobre que quieras limpiar con media cebolla. Alternativamente, también puedes usar media hoja de limón salado. Uno de estos dos artículos frota el área de metal manchada.

Una solución para pulir materiales cromados es hacer una pasta con ceniza o harina y agua. Se extiende sobre la pieza y se deja secar. Luego frotar con un paño seco para quitar la pasta y pulir. Otra forma de pulir las herramientas de cromo es limpiarlas con un paño empapado en vinagre de sidra de manzana o vaselina. En nuestra cocina y baños, la grifería suele estar descuidada y posteriormente presenta problemas, por eso te mostramos algunos métodos para limpiarla.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario